Presentación

XXXVIII CONGRESO NACIONAL DE ENFERMERÍA DE SALUD MENTAL

 

La Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME) celebra la trigésimo octava edición del Congreso Nacional de Enfermería de Salud Mental, manteniendo la andanza que por el mundo virtual, ya iniciamos el año pasado como respuesta adaptativa a la situación de crisis e incertidumbre en la que la pandemia de COVID-19 nos mantiene inmersos.

 

Es por esta realidad abrumadora en la que nos hemos visto sumidos sin previo aviso, por lo que la AEESME ha elegido como eje central y como lema para este Congreso Nacional: “El valor de los cuidados enfermeros en salud mental en la pandemia del COVID-19”, viniendo a significar el dinamismo de los cuidados enfermeros en salud mental, que se adaptan a las necesidades cambiantes de las personas y los grupos, y que en el momento actual, se han convertido en primordiales para una sociedad que ve cómo sus miembros se están viendo abocados a asumir un aislamiento social impuesto, viviendo en un mundo lleno de nuevas incertidumbres, presiones económicas y rutinas alteradas.

 

En esta edición del Congreso y con fin de enaltecer la trascendencia de los cuidados, se hará un repaso por los orígenes de los mismos, para a continuación resaltar la importancia de la educación y la formación, no solo de los profesionales de la especialidad de enfermería de salud mental, para cuyo programa formativo se harán una serie de propuestas de mejora; sino que también se hablará de cómo las acciones educativas fomentan el desarrollo de actitudes socio-emocionales positivas hacia la salud mental. De esta manera, se recogerán acciones que se constituyen como un auténtico instrumento para la sensibilización y la modificación de conductas, actitudes y creencias estigmatizantes en la población general, en los profesionales de la salud y en los propios usuarios y usuarias de los servicios de salud mental.

 

La pandemia de COVID-19 ha supuesto que la sociedad entera tenga que enfrentarse a nuevas realidades en todos los ámbitos de sus vidas: restricción de movimientos, teletrabajo, desempleo, enseñanza en casa, falta de contacto físico, aislamiento social, problemas económicos, temores sobre el impacto del virus en la propia salud, preocupaciones por los miembros de la familia, incertidumbre, exceso de información o información errónea,  entre otros, son aspectos que contribuyen al estrés, ansiedad, miedo, tristeza, y soledad, posibilitando que los trastornos de salud mental, incluyendo la ansiedad y la depresión, afloren o empeoren. Es por ello que se hará hincapié en las consecuencias y repercusiones que esta pandemia está teniendo sobre nuestra salud mental, ofreciendo además unas propuestas de mejora.

 

En mesa redonda se ahondará en el estigma y la discriminación de las personas con problemas de salud mental, analizando el marco jurídico de Derechos Humanos en que se encuadra esta discriminación, examinando aspectos particulares y el fomento de la participación en el cuidado desde lo doméstico.

 

Como en la edición pasada, los talleres adoptarán de nuevo el formato de coloquio virtual y abordarán temáticas de gran actualidad que van desde la utilización de la poesía como instrumento terapéutico hasta el compromiso de las enfermeras de salud mental con el modelo de recuperación, el acompañamiento arteterapéutico, el presente y futuro de la investigación en salud mental o, sin perder de vista el momento en que nos hayamos inmersos, el duelo en tiempo de pandemia, un duelo con el que estamos lidiando todos, no solo por las vidas perdidas en el camino sino también por la pérdida de nuestras rutinas habituales.

  

Por otro lado, y sin pasar por alto la importancia de los cuidados en un momento de crisis como el actual, se dedicará un panel a los mismos ahondando en la necesidad de adaptarlos al entorno cambiante que nos envuelve. Y en este contexto, no es menos importante hablar de futuro, apostando por la sostenibilidad, por lo ecológico y la prevención medioambiental; y luchando contra el cambio climático en aras de mejorar la eficiencia energética y aumentar el uso de energías renovables, lo que afectará positivamente a todas las facetas de nuestras vidas, entre ellas, nuestra salud mental.

 

Finalmente y como viene siendo habitual en todas las ediciones de este Congreso, se emplaza a los profesionales enfermeros para exponer sus experiencias profesionales por medio de Comunicaciones Orales y en modo Póster, con el fin de discutir sobre las mismas y consensuar acuerdos buscando siempre la excelencia en los cuidados de Enfermería de Salud Mental. Asimismo, en el Congreso hay un espacio muy específico para la enfermera estudiante de la especialidad de Enfermería de Salud Mental que se concreta en el Premio al mejor Proyecto de Investigación, que ya se encuentra en su 7ª Edición.

 

Se convoca pues, a todos y todas a participar en este Congreso que, de manera virtual se celebrará los días 5, 6 y 7 de mayo, aportando vuestras experiencias y socializando el conocimiento.

 

 

Francisco Megías-Lizancos

Presidente